Aunque perder un ojo  y quedarse tuerto puede ser un drama, puede que moles un montón poniendole un parche en el ojo estropeado.

En esta primera entrega de “Tuertos con historia” incluyo a mis tres tuertos ibéricos favoritos por su historia e importancia.

En esta primera entrega: La Princesa de Éboli, Blas de Lezo y Millán Astray.

Deja una respuesta

¡Contacta conmigo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies